martes, 1 de octubre de 2019

UNAMUNO. MAS ALLA DE LA GUERRA . Fernando Alonso Barahona








MIGUEL DE UNAMUNO . MAS ALLA DE LA GUERRA
Fernando Alonso Barahona
 Y la trágica historia del pensamiento humano no es sino una lucha entre la razón y la vida, aquélla empeñada en racionalizar a ésta haciéndola que se resigne a lo inevitable, a la mortalidad; y ésta, la vida, empeñada en vitalizar a la razón obligándola a que sirva de apoyo a sus anhelos vitales.”
MIGUEL DE UNAMUNO
Del sentimiento trágico de la vida
"Vencer no es convencer y hay que convencer, sobre todo, y no puede convencer el odio que no deja lugar para la compasión, el odio a la inteligencia que es crítica y diferenciadora, inquisitiva, más no de inquisición.
Miguel de Unamuno .  12 octubre 1936









LA PELICULA DE AMENABAR ,
La séptima película del irregular  aunque interesante ,  Alejandro Amenabar  empieza con un plano que resume a la perfección  sus intenciones Una bandera ondeando al viento cuyos colores no podemos distinguir, porque el director ha teñido la imagen de un monocromático blanco y negro .  Brillante en Tesis y Los otros , aburrido en Agora y discreto en el resto, Amenabar ha optado por recrear un episodio histórico acontecido en Octubre de 1936 . Miguel de Unamuno en el acto del Paraninfo de la Universidad de  Salamanca y su enfrentamiento con el fundador de la Legión, José Millán Astray . El intelectual y el héroe de guerra frente a frente pero en el mismo bando de la guerra .
Karra Elejalde (Unamuno )  Eduard Fernández (Millán Astray ) , Santi Prego (Franco )  Tito Valverde, Patricia López Arnaiz  forman  el reparto .

 Amenabar no quiere arriesgar en una película de alto presupuesto y opta por la ambigüedad de la primera imagen . La bandera puede ser la tricolor republicana o la bicolor nacional .  Se trata de aparentar una equidistancia que sirva como prisma de una cierta objetividad – dentro de lo políticamente correcto – y que evite la parodia agresiva o la condena absoluta de la España nacional .De este modo Amenabar lograría – como así ha sucedido – crear polémica cruzada .En primer lugar  la que la va recriminar sus errores históricos y  la utilización de los recuerdos inventados ( puesto que no estuvo presente ) del escritor republicano Luis Portillo  . La desafortunadas declaraciones del cineasta sobre la pervivencia el franquismo , sobre el auge de lo que llaman la ultraderecha , le garantizan un lugar en la iconografía progre de la actual memoria histórica .  Aunque casi peor es su falta de información cuando declara la presunta comprensión de Unamuno por los Estatutos vascos y catalán en sus años de diputado nacional . Muy al contrario el escritor se manifestó contrario al bilingüismo y a la deriva separatista de estas dos regiones .
Pero como una excesiva identificación perjudicaría a la película, el guión trata de no caer en el exceso , lo que demuestra hasta qué punto se ha desvanecido la auténtica historia presa de la manipulación y la propaganda . Con ello se logra que la ultraizquierda más montaraz también deje caer sus críticas . Franco aparece como hombre sagaz y con voluntad de hierro en algunos fragmentos ,  no se puede obviar que Unamuno había apoyado explícitamente el Alzamiento  . Es notable el momento en que en conversación por teléfono el autor de Vida de Don Quijote y Sancho comenta con enfado  : “Yo no he traicionado a la república . Es la República la que me ha traicionado a mí  y en aquel acto estaba precisamente en representación de Franco , y tampoco se puede borrar que el rector de la Universidad salió del Paraninfo escoltado por Carmen Polo, la esposa del Jefe del Estado.
  Sin embargo está calculada descripción provoca que la película se quede a medio camino en casi todo . 
 UNAMUNO EL ESCRITOR , PROFESOR E INTELECTUAL
    Miguel de Unamuno nació en Bilbao, el 29 de septiembre de 1864  y murió en Salamanca, el 31 de diciembre de 1936 . Independiente, insobornable, entregado a su pasión literaria y a su pensamiento no rehuyó ningún avatar de su vida . Fue capaz de enfrentarse a Miguel Primo de Rivera y sufrir destierro, saludar el advenimiento de la Segunda República y participar como diputado en Cortes . Y poco después renegar de su evolución , abominar de Manuel Azaña y  recibir  con esperanza el Alzamiento de 1936 .   Estuvo cerca del socialismo  en su juventud  pero lo abandonó enseguida . Como sus coetáneos Ortega y Gasset, Marañón o Pérez de Ayala se desencantó muy pronto de la gestión republicana . En 1936  pudo considerar a José Antonio Primo de Rivera una de las esperanzas de la política europea . Jon Juaristi en su libro sobre Unamuno (Colección de Españolas eminentes ) escribió :  
El domingo 10 de febrero, Falange celebró un mitin en el Teatro Bretón de Salamanca, en el que intervinieron José Antonio Primo de Rivera, Alejandro Salazar, líder del SEU, y el navarro Manuel Mateo, fundador y dirigente de la Central Obrera Nacional Sindicalista. Horas antes del comienzo del acto, José Antonio Primo de Rivera se presentó en casa de Unamuno acompañado por Rafael Sánchez Mazas y Francisco Bravo, jefe de la Falange salmantina. A Unamuno le unía con Sánchez Mazas cierto parentesco a través de la abuela del escritor falangista, la poetisa Matilde de Orbegozo, y Bravo era amigo de su hijo Fernando, Miguel y éste recibieron a los visitantes y accedieron finalmente a acudir al mitin, como un gesto de cortesía”
    Por su parte Joan María Thomas en su libro “ Jose Antonio , realidad y mito “  añadió :
Bueno, don Miguel. Aquello del padre de José Antonio   ya historia. Díganos cuándo le apuntamos para la Falange».  A lo que habría respondido el escritor: «Sí, aquello es historia. Y lo de ustedes es otra historia también (…). Pero esto del fascismo yo no sé bien lo que es, ni creo que tampoco lo sepa Mussolini. Confío en que ustedes tengan, sobre todo, respeto a la dignidad del hombre. El hombre es lo que importa; después, lo demás, la sociedad, el Estado (…). Confío en que no lleguen ustedes a esos extremos contra la cultura que se dan en otros sitios». 
 La muerte le sorprendió de noche en plena guerra civil el  ultimo dia del año de 1936 . Salamanca era zona de la España de Franco, por más que su libertad de pensamiento le hiciera dudar de los horrores de la guerra y de su resultado final  Duda siempre, pero a la vez búsqueda apasionada de la verdad





UNAMUNO Y LA MUERTE

En 1905 Unamuno , publicó una de sus obras maestras :  Vida de Don Quijote y Sancho  En 1914 Ortega ( 1883 -1955 ) publicaría su Meditaciones del Quijote, la alborada de la razón vital del maestro de intelectuales .  Años después Julian Marías ( 1914- 2005 )  discípulo de Ortega pero que llegó a conocer y a admirar a Unamuno publicó un extraordinario ensayo sobre el hombre y el pensador . Su “Miguel de Unamuno “ se publicó en 1941 y Ortega no pudo leer el libro disculpándose ante su discípulo : “Para usted Unamuno es un tema, para mí es un problema “

 Unamuno muestra una profunda angustia ante un Dios silencioso, un tiempo que transcurre inexorable y la idea de la muerte. 
Vendrá de noche cuando todo duerma,
vendrá de noche cuando el alma enferma
se emboce en vida,
vendrá de noche con su paso quedo,
vendrá de noche y posará su dedo
sobre la herida.

    Unamuno escribía con el alma .  Libros de pensamiento :  Ensayos (1916-1918), Sensaciones de Bilbao (1922) y Andanzas y visiones españolas (1922) , La agonía del cristianismo ( 1925 )  . Además no dejó de cultivar su faceta de novelista y escribió tres novelas extraordinarias : Abel Sánchez (1917), Tres novelas ejemplares y un prólogo (1920) y La tía Tula (1921).     Y la poesía siempre vital y profunda  : El Cristo de Velázquez (1920), además publicó Rimas de dentro (1923)Teresa (1923). Y el teatro  Fedra (1921), Soledad (1921) y  Raquel (1921





UNAMUNO EN 1936

   La Segunda República naufraga entre la violencia y el caos Unamuno había sido nombrado Rector perpetuo de la Universidad de Salamanca en 1934 con ocasión de su jubilación al cumplir los setenta años . Unamuno  es destituido de su cargo de Rector por las autoridades republicanas en julio de 1936 ,  y el escritor  se retira a su refugio de Salamanca donde asistirá al inicio trágico  de la guerra civil .  El 18 de julio apoya el alzamiento protagonizado por el Ejército   Sus angustias, sus temores  , se describen en las páginas deshilachadas e impresionantes de Del resentimiento trágico de la vida  textos manuscritos de octubre a diciembre de 1936 . (Alianza Editorial , edición de 1991 )
  Francisco Franco es proclamado  Jefe del Estado del bando nacional  el 1 de octubre 1936. Tan solo unos días después , el 12 de octubre, Fiesta de la Hispanidad , se celebra un acto conmemorativo en el Paraninfo de la Universidad de Salamanca . Unamuno preside  en representación de Franco, está prevista la intervención de varios oradores, entre ellos Jose María Pemán . La esposa del recién proclamado Caudillo  preside también la conmemoración y entre los asistentes en lugares de honor se encuentra el obispo de Salamanca, Monseñor Pla y Daniel ,  Millán Astray ( 1879- 1954 ) , general, héroe de la Legión y uno de los militares de mayor prestigio por su valor en batalla, su cuerpo mutilado y su arrojo personal . En aquellos días había sido nombrado encargado de la propaganda del bando nacional
El relato de la película  tarda en cobrar vida con  la excesivamente larga introducción . Además  en la presentación de los hechos y los personajes  a veces se tiene la impresión de asistir a los movimientos pautados de figuras de cera . Es cierto que se introducen elementos melodramáticos a través de “ flash backs “ , pero no funcionan bien .  Cabe reconocer que la película se sigue con interés  . Al fin y al cabo estamos asistiendo a un evento histórico con la presencia de dos personalidades tan fuertes y relevantes como la de  Unamuno y Millán Astray.   Como sobre ascuas ( y ahí quiere cifrar su presunta objetividad el director ) se pasan por los muertos en Badajoz , aunque la historiografía  contemporánea haya desmentido la matanza tal y como la contó la propaganda republicana . Así Fernando Paz en
https://www.actuall.com/criterio/democracia/badajoz-una-mentira-repetida-mil-veces/
 Además se muestran himnos, ilusiones, discursos que en alguna medida vienen a reconocer el ímpetu vital de aquella España nacional que no se resignaba a morir . 
  Mientras dure la guerra mantiene el interés y su realización técnica es notable ,  pero la escena culminante  , los discursos del Paraninfo decepciona un tanto .  El tono es impostado, artificial , los oradores y el público no resultan reales sino que parece lo que son , actores enfundados en su vestuario representando una obra . Y el problema central es que la función no es del todo cierta . Amenabar utiliza la fuente de Portillo pese a saber que no corresponde a un testigo presencial .  No se cuenta la verdad posible sino la versión parcial de la verdad que interesa a la corrección política contemporánea .
  Karra Elejalde hace una buena interpretación física de Unamuno ; otra cosa es que pueda captar la riqueza de matices , las contradicciones y la genialidad del gran escritor . Eduard Fernandez trata de encarnar a Millan Astray y se esfuerza ; pero en demasiadas ocasiones se cede a la caricatura , como si la vanidad o la fanfarronería fueran los únicos atributos de un hombre tan especial y complejo como fue Millán Astray . Lo mismo cabe decir del personaje de Franco que tiene sus instantes serios pero al que Amenabar parece temer, o mejor dicho teme lo que los guardianes de la memoria histórica le van a decir si se sale demasiado de los renglones establecidos .

  Sobre lo sucedido realmente ( o al menos con el mayor nivel posible de verosimilitud ya que las versiones no concuerdan ) se puede acudir a :

 Luis F. Togores es autor de una excelente biografía de Millan Astray ( Millan Astray legionario . La Esfera de los Libros . 2003 ) y quien mejor ha descrito la verdad de aquel 12 de octubre  :     En este ambiente lo que dijese un catedrático perseguido por la Republicajubilado y famoso por su destemplanza, y que estaba en el acto del día de La Raza representando al mismísimo Franco, al que respondiese un general jubilado, mutilado, al que se había encargado montar una precaria Radio Nacional y articular un embrión de servicio de propaganda, nadie le dio la menor importancia. Solo la cerrada y provinciana sociedad salmantina y algunos antiguos compañeros de claustro quisieron ser más papistas que el Papa estigmatizando a Unamuno

LO QUE REALMENTE SUCEDIÓ EN EL PARANINFO DE LA UNIVERSIDAD DE SALAMANCA EL 12 DE OCTUBRE DE  1936
Severiano Delgado Cruz, bibliotecario de la universidad salmantina publicó un detallado estudio sobre el episodio del paraninfo en el que desentraña el origen de las distintas   : Arqueología de un mito : el acto del 12 de octubre de 1936 en el Paraninfo de la Universidad de Salamanca .(Salamanca Marzo 2018 )
  Al menos sabemos que el autor de la versión más conocida , Luis Portillo, no estuvo allí .  Que Millán Astray y Unamuno se despidieron amablemente al terminar el acto a la vez que el militar le indicaba el brazo de doña Carmen Polo – y la protección de sus propios escoltas – para evitar cualquier conflicto .
 Y qué sucedió entonces ¿.
 Unamuno, siempre independiente y brillante improvisó sobre unas notas su discurso de gran calado intelectual,  provocó como había hecho siempre al poder establecido, aunque en aquel momento fuera muy coyuntural todavía , nunca dijo “ venceréis pero no convenceréis “ como reza la leyenda, pero advirtió de la necesidad de una España que no podría ser unidimensional porque la salvación de la civilización cristiana que el apoyaba no podía basarse en la destrucción de todo . Y musitó con su voz anciana pero firme que para vencer es necesario siempre convencer si se quiere que la victoria sea duradera .  En el transcurso de las intervenciones se hicieron alusiones elogiosas a José Rizal, héroe de la independencia filipina fusilado por los españoles lo que irritó a Millan Astray   Su  carácter impulsivo le llevó a pedir la palabra y a hablar con su tono de fuerza guerrera capaz de encender el ánimo de la tropa más difícil y herida .  No dijo exactamente viva la muerte y muera la inteligencia . Tan solo contrapuso la vigencia del valor y el desprecio a la muerte que el héroe precisa para vencer .
  



  Jose María Pemán ( 1897-1981 )  fue uno de los oradores y ha recordado el suceso en una célebre Tercera  ABC ( 26 noviembre 1964 ) . Por cierto que Franco en las conversaciones privadas ( Planeta 1976 ) que narra Francisco Franco Salgado Araujo comenta su acuerdo con la versión de Pemán en el artículo .
 Eugenio Vegas Latapié , ( Memorias políticas. 1987. capítulo 24 )  pensador tradicionalista y cercano a Acción Española estaba sentado muy cerca de Millán Astray . Sus recuerdos se antojan los más veraces . Vegas manifiesta que hubo alboroto pero menor al de la versión oficial, y que el discurso de Unamuno le pareció razonable salvo en su referencia a Rizal . Pero Astray perdió los nervios durante unos momentos aunque al final se acercara amablemente al rector . Emilio Salcedo, periodista , recordó también aquellas horas en su libro Vida de don Miguel de Unamuno ( 1970 )
  Hoy podemos reconstruir el Acto de forma razonada y objetiva . Era el dia de la Raza , 12 octubre de 1936, fiesta de la Hispanidad . Franco apenas llevaba dos semanas como Jefe del Estado y delegó la presidencia de acto académico en Unamuno .  Junto al Rector, la esposa de Franco, doña Carmen Polo le acompañaba en la Presidencia  a los que se añadía Monseñor Enrique Pla y Daniel, obispo de la  Diócesis . Todo ello  proporcionaba una inusitada trascendencia a la jornada .
Entre los asistentes se encontraba Felipe Ximenez de Sandoval, falangista, biógrafo e íntimo  de Jose Antonio y amigo personal además de Federico García Lorca  . Destacaba tambien Esteban Madruga , vicerector tanto con Loscertales como con Don Miguel y hombre de gran seriedad y discreción .
      El acto se  emitió por radio  en directo pero no existen grabaciones  .  El rector inauguró el evento con unas breves palabras y concedió el turno a los oradores . El padre Beltrán de Heredia fue el primer orador , su parlamento versó sobre las leyes de Indias . Después  Pemán – en su estilo –estuvo brillante , barroco y póetico .     Intervinieron a continuación los profesores Francisco  Maldonado y de Guervara  y Jose María Ramos Loscertales, que intentaron subir el tono del discurso mezclando el tema académico con alguna que otra soflama para supuestamente enardecer a los asistentes ( entre los que había falangistas, requetés , legionarios y el público habitual de los actos universitarios ).  Maldonado ( 1891-1985 )  era Catedrático de Literatura  y su padre  , Luis Maldonado de Guevara ( 1860-1926 )  había sido rector de la Universidad amén de amigo personal de Unamuno .
Loscertales tenía en aquellos tiempos la cátedra de Historia  y ejercía como Decano de la Facultad de Filosofía y Letras  . Había sido rector de la Universidad entre 1929 y 1931 . Su sucesor , con el advenimiento de la República fue precisamente Unamuno .
     Los profesores antes citados atacaron al país Vasco y Cataluña por su deriva antiespañola , hablaron explícitamente de la guerra y de la antiEspaña  . Unamuno – que no tenía preparado discurso alguno – tomaba notas .   Al llegar su intervención elevó el tono intelectual de la jornada como era esperable  . Y en tono de reproche cercano , casi de profesor, recordó que catalanes y vascos eran españoles, él mismo había nacido en  Bilbao y amaba y proclamaba la lengua española . El obispo presente era catalán de nacimiento .  Continuó con reflexiones brillantes y de tono universitario  , no de mitin político , señalando que una guerra civil nunca es motivo de orgullo . En su raíz es incivil porque enfrenta a una España con otra España .  Para vencer hay que convencer como hay que convertir al no creyente para proclamar la doctrina .  Citó a  las mujeres del bando republicano que hacían ostentación de violencia pero añadió que algunas mujeres del bando nacional asistían a ejecuciones cual si se tratase de un espectáculo . En definitiva el objetivo final era salvar España y la civilización cristiana  . es decir una construcción y no una mera destrucción del enemigo . citó el fusilamiento del poeta José Rizal como un error de España en la el proceso de la independencia de Cuba y  Filipinas  . En estos instantes Millan Astray cuya realidad no se corresponde con la visión caricaturesca de la película  , mostró signos de desacuerdo y pidió hablar . Evidentemente no estaba prevista su intervención en un acto puramente académico .  Pudo hacerlo y defendió con vehemencia al ejercito, a la milicia al heroísmo necesario para ganar una guerra .  Se refirió con desdén a los intelectuales – sin mirar a Unamuno – pero nunca dijo muera la inteligencia . Pemán interrumpió para defender a los buenos intelectuales a lo que Astray asintió sin mucha convicción 


Unamuno, también hombre vehemente durante  toda su vida , no permaneció en silencio . Recalcó de nuevo que los héroes mutilados – al fin y al cabo el gran Cervantes lo era – tienen su punto de vista respetable pero sería un error que la visión de España se mutilara también . Es preciso cultivar la inteligencia – que él representaba allí con más títulos que nadie - .  Algunos asistentes exaltados vitorearon a Millan Astray que intento contestar ( pero ya pocos pudieron escucharle a causa de  los gritos )  a la vez que abucheaban a Unamuno .  Nadie grito Viva la muerte ni se amenazó con pistolas ( aunque armas había naturalmente ) .
   Millan Astray se percató de que el acto estaba fuera del debido control lo que le afectaba personalmente ya que en la presidencia del acto se encontraba la esposa de Franco . Entonces mirando a Unamuno le dijo que diera el brazo a Carmen Polo a la vez que con una seña indicó a sus escoltas ( que eran los habituales de Astray como han demostrado las investigaciones  recientes de Moisés Dominguez y Angel David Martin Rubio ) que protegieran a la Señora y a Unamuno .  Los escoltas principales eran  Antonio Ortiz, falangista, Angel Sánchez ( requeté ) y Primitivo Murga ( ex legionario ).




De este modo y con un  cierto orden dentro del alboroto pudieron salir del Paraninfo y llegar hasta el coche de Carmen Polo . A la salida – y como muestran las fotos existentes – Millan Astray le tendió la mano al Rector y le dijo “ a ver cuando nos vemos en mejores circunstancias “ a lo que don Miguel replicó “ cuando mi general quiera  (Lo refiere José María García Escudero en Historia de las dos Españas . Editora Nacional 1976 ) . Y partió en el auto oficial de la esposa del Jefe del Estado . Hay autores que indican que en realidad regresó a pie a su casa que estaba muy cerca del Paraninfo .






  En el libro “Franco mi padre “ (La Esfera de los libros 2008 ) Stanley G. Payne y Jesus Palacios preguntan a Carmen Franco – la hija del Generalísimo – sobre sus recuerdos de este asunto y ella comenta que su madre doña Carmen consideró culpable de la disputa a Millán Astray por su excesiva vehemencia .
  Las autoridades militares no dieron mayor importancia al suceso . Según recuerdan Pemán y Vegas Latapié que almorzaron aquel día juntos se interesaron por la opinión de Franco ante los hechos que su propia esposa le relataría con detalle . El ayudante militar  del Caudillo, Martín Fuset les confirmó que por parte del Jefe del Estado el asunto quedaba zanjado .  Muchos años después Franco en sus Conversaciones con Francisco Franco Salgado Araujo se referiría a Unamuno como “ un hombre muy correcto y de gran valía “  narrando las varias entrevistas que tuvo con él .
 Y resultan exageradas  las informaciones sobre su posible arresto que nunca llegó a considerarse ni a llevarse a cabo  . Vigilar de forma discreta la casa del escritor para  evitar que algún incontrolado se acercase no es un arresto . De hecho Unamuno salió de su casa cuando lo estimó y se lo permitía su debilitada salud y desde luego su preocupación por esa España que le seguía doliendo en la sangre y en el alma .   Pero sus envidiosos enemigos , los amantes de las rencillas salieron a la palestra  .  Increparon al rector en la tertulia de aquella tarde en el Casino donde aquel iba casi todos los días y maquinaron insidias para lograr la destitución del escritor como rector perpetuo así como de su puesto de concejal en el Ayuntamiento de Salamanca   ( del que era alcalde perpetuo honorífico ). El hecho de que Don Miguel  acudiera aquella tarde al Casino demuestra que el altercado del Paraninfo no había sido tan importante como para alterar su vida cotidiana  .  Pero los envidiosos y arribistas vieron su oportunidad y fueron contra el escritor .  Triste resultó  comprobar que Loscertales, el antiguo Rector, probablemente frustrado encabezó la petición de destitución e hizo reunir inmediatamente después al Claustro para exigir el cese de Unamuno . Asi sucedió siendo propuesto en su lugar nada menos que Madruga, el vicerrector desde 1929 con la monarquía y con la República . Ni siquiera Maldonado se atrevió a defender al amigo intimo de su padre .
Unamuno podría haber acudido a Franco  - en quien mantuvo su confianza hasta el final  - pero no lo hizo .  Hay constancia de una entrevista personal del escritor con el Generalísimo el 4 de octubre de 1936  en las que aquel insiste ante el recién nombrado Jefe del Estado en que no basta conquistar , hay que convertir  . Y entre sus papeles se ha encontrado un manifiesto de primeros de noviembre de 1936 donde expresa sus temores por la oportunidad de regeneración que pudiera perderse pero en la que sigue confiando aunque sea con la desesperanza del heterodoxo insobornable . Severiano Delgado publicó este Manifiesto en su estudio  . 
    En sus últimos escritos deja constancia – asimismo -  del abatimiento que le produjo verse abandonado por colegas y antiguos discípulos y llega a escribir :   Fui cesado por mis propios compañeros  “ .
   En los textos desgarrados del Resentimiento trágico de la vida abomina del fascismo y del bolchevismo, mantiene la esperanza en una España donde la civilización cristiana pueda salvarse  . Entre sus palabras escritas puede leerse :   No son unos españoles contra otros —no hay anti-España—, sino toda España, una, contra sí misma” . 

MUERTE DE UNAMUNO . 31 DICIEMBRE 1936 . RENUNCIAR A LA VENGANZA
  La muerte había sido  el gran tema de su obra, y en aquellos días de octubre  quedaba  muy poco para que esa muerte asaltara  su vida .    A las seis de la tarde  del dia de Nochevieja de 1936 el viento lleva por las calles de Salamanca la noticia como en un susurro de misterio: don Miguel ha muerto de repente . La casa de la calle de Bordadores, con la puerta entreabierta, empieza a recibir la visita de muchos que habían dejado solo al viejo escritor. De algunos de sus envidiosos , de multitud de mediocres .
Colette y Jean-Claude Rabaté, autores de Convencer hasta la muerte ( 2019 ) una biografía de Unamuno  , ponen el acento en el encierro del escritor en sus últimos días en su casa de la calle Bordadores de Salamanca . Aportan cartas privadas que muestran el desaliento de un hombre que ya prevé su cercana muerte  . También tiene que reconocer que los rumores sobre un envenenamiento que saltaron en los primeros días de 1937 carecen de toda prueba y fundamento . Los autores de la nueva biografía tratan de dudar de los testimonios que la prensa local del mes de julio de 1936 describen el apoyo de Unamuno al Movimiento pero evidentemente no lo niegan . Lo cierto es que la Universidad de Salamanca promovió un manifiesto firmado por su rector y sus catedráticos en apoyo del Movimiento que se había alzado contra la República .  También minusvaloran el clima de la época . En 1932 – por ejemplo – Unamuno pronunció una conferencia en el Ateneo de Madrid . En sus Memorias, Azaña recuerda ese día, tacha de penoso el discurso y cuenta los gritos y altercados del público .  No era la primera vez en suma . Es cierto que el acto del 12 de octubre tuvo consecuencias negativas  pero no tanto por la tensión pasajera vivida en su desarrollo y que Millán Astray y Unamuno zanjaron en su despedida con un apretón de manos, sino por las maniobras en las horas y días posteriores de enemigos del escritor y compañeros de Universidad que promovieron su destitución . Y por desgracia lo consiguieron .
  Los autores han rescatado papeles personales del escritor en los que vuelca su angustia por España  .  Una de sus últimas frases destaca casi como una oración   : 
Renunciar a la venganza porque creía que era el gran mal de los españoles: el resentimiento y el odio".
 Frase devastadoramente actual en la España de hoy mismo .
      El féretro de Unamuno fue inicialmente portado por falangistas que le rindieron igualmente  homenaje en el entierro  ya que  el  profesor Bartolomé Moreno, miembro de Falange se había convertido en amigo del último Unamuno y confidente de sus temores . entre los portadores del cuerpo del escritor figuraban personalidades ilustres como el tenor Miguel Fleta – falangista – o los escritores Victor de la Serna y Antonio Obregón ( datos en Unamuno. De P. Turiel . 1970 ).

Vendrá de noche, en una noche clara,
noche de luna que al dolor ampara,
noche desnuda,
vendrá... venir es porvenir... pasado
que pasa y queda y que se queda al lado
y nunca muda....

Vendrá de noche, cuando el tiempo aguarda,
cuando la tarde en las tinieblas tarda
y espera al día,


    
     Siempre Miguel de Unamuno . Volver a él  es redescubrir la pasión de pensar . Más allá de la guerra, más allá de la película de Amenabar .  Como exigencia intelectual y moral de cualquier generación de españoles  que retemblará en nuestras manos cada vez que leamos su obra .

Y os llevo conmigo, hermanos,
para poblar mi desierto.
Cuando me creáis más muerto
retemblaré en vuestras manos.

Aquí os dejo mi alma-libro,
hombre-mundo verdadero.
Cuando vibres todo entero,
soy yo, lector, que en ti vibro.





5 comentarios:

  1. Que gran relato historia y conocimiento una epopeya desarrollada entre letras que cuenta con detalles fechas cita cada sus nombres con una jerarquía impresionante...que al leer se vive.
    Un nuevo acierto de Don Fernando A Barahona a,quien se,Felicita por este, despliegue y brillante mente.Agradecidos con un aplauso por su entrega y versatilidad...
    Bendiciones

    ResponderEliminar