miércoles, 8 de abril de 2020

CINE DE FE Y SEMANA SANTA . Fernando Alonso Barahona





PELICULAS PARA SEMANA SANTA
Fernando Alonso Barahona



  Muchas películas inolvidables pueden revisarse en esta Semana Santa de confinamiento pero que debe mantener la enseña de la fe como esperanza en el futuro . Fe en la Resurrección del Hijo de Dios  que es el núcleo fundamental de estos días sagrados ,
  Existen versiones interesantes de la vida de Cristo como Rey de Reyes 1961 de Nicholas Ray ,  una producción de Samuel Bronston rodada en España , El evangelio según San Mateo 1964 de Pier Paolo Pasolini,  película original en su acercamiento puro y simple a la figura de Jesús La historia más grande jamás contada , 1965 de George Stevens  con su estilo épico lleno de imágenes brillantes y de grandes actores en el reparto .

    Podemos descubrir acercamientos al misterio con obras  tan originales y diferentes  como Proceso a Jesús 1972 de José Luis Saenz de Heredia  ( según la obra de teatro de Diego Fabbri )  : un grupo de sefardíes encabezado por Andrés Mejuto ,  Jose Maria Rodero ,  Monica Randall y un inolvidable reparto de grandes actores españoles de aquel momento , representan en Toledo el juicio de Cristo para tratar de dictaminar su consistencia jurídica .  También con el escenario de la representación –en este caso la Pasion viviente – destaca El Judas 1952 de Ignacio Iquino, con una gran Antonio Vilar .



   Y  no olvidamos  espectáculos épicos como Quo Vadis ¿ 1951 de Mervin le Roy o musicales tan famosos como Jesucristo Superstar (Norman Jewison 1973 ) . Muchas películas, muchas posibilidades para una Semana Santa donde la fe en la Resurreccion de Cristo es la base y la esperanza .
El Misterio de la muerte se ha tornado Vida. Ahí reside el núcleo de la fe cristiana.
         
REY DE REYES , 1927  CECIL B DE MILLE
Rey de Reyes, cinematográficamente, es una de las grandes obras maestras del insigne autor de Los Diez Mandamientos. Cabe destacar en la película:

-         Su fidelidad al Evangelio. Todos los subtítulos responden a citas evangélicas.
-         Extraordinario calor pictórico de las imágenes que a veces parecen cuadros vivientes gracias a la excepcional escenografía de Mitchell Leisen.
-         Las primeras secuencias (la presentación de María Magdalena) sirven de único contrapunto profano al contenido religioso de la película.
      La primera aparición de Jesús (magníficamente interpretado por un solemne H.B.Warner), a través de los ojos de un ciego al que acaba de sanar, es uno de los planos más hermosos de toda la historia del cine mudo, a la vez que la manera más original posible de introducir a Jesucristo en el drama de la obra.
Rey de Reyes concluye con una secuencia en color que muestra a Cristo resucitado ascendiendo a los cielos y proclamando su permanente presencia en el corazón del los hombres de buena voluntad.




LOS DIEZ MANDAMIENTOS . 1956 de CECIL B DE MILLE
Los Diez Mandamientos habría de convertirse en su obra cumbre y en una de las películas icónicas de la Historia del Cine. En Semana Santa, junto a Ben Hur de William Wyler o cualquiera de las películas sobre Cristo, revisar o descubrir la obra de De Mille es una experiencia cinematográfica de primer orden. Aunque puede reconocerse que la película –literalmente– no ha dejado nunca de proyectarse en algún lugar o emitirse en las TV de todo el mundo durante los últimos 60 años. El investigador Henry Noerdlinger había estado investigando durante años, consultó millares de libros y revistas y fotografías, el resultado fue un libro científico editado por la Universidad de California del Sue: Moisés y Egipto.
El primer milagro de Los Diez Mandamientos es su capacidad para unir rigor y aventura, religión y drama, pasión e historia. Todos y cada uno de los elementos de la película están reconstruidos según la documentación histórica más rigurosa, incluso las Tablas de la Ley y los grabados que en ella aparecen (las tablas con los mandamientos fueron construidas con auténtica piedra del Sinaí, con las medidas indicadas en el Midrash Raba y con los caracteres de las letras en cananeo arcaico). Pocas personas iban a ser conscientes de este esfuerzo, pero el espíritu de De Mille al hacer la película era el mismo que animaba a los autores de las grandes catedrales: emplear el arte para dar testimonio de la grandeza de su fe. Meses de rodaje, un reparto fabuloso encabezado por Charlton Heston (cuyo parecido con la célebre estatua de Moisés creada  por Miguel Angel, le proporcionó el papel, una de las cumbres interpretativas de su brillante carrera), un infarto sufrido por De Mille en la primavera de 1955... El rodaje concluyó el 13 de agosto de 1955 pero el montaje final no estuvo listo hasta febrero de 1956. Todo ello pude contarlo con detalle en mis libros sobre De Mille (Cecil B. de Mille. Cileh, 1991) y Heston (Charlton Heston, la épica de un héroe. Eiunsa. 1999).




BEN HUR . 1959 de WILLIAM WYLER

Muchas historias y anécdotas se han contado de esta historia de los tiempos de Cristo, de la carrera de cuadrigas –la escena de acción más impactante del Séptimo Arte– y de su gigantesco éxito comercial. Wyler, además, fue capaz de integrar el drama humano en la epopeya, logrando una historia conmovedora, con secuencias inolvidables como el instante en el que Cristo ofrece agua a Judah, Ben-Hur ante la mirada de odio de los soldados romanos, o la impresionante escena del interior de las galeras, todo un ejemplo de dinamismo y planificación cinematográfica. Y por supuesto la inolvidable y fabulosa carrera de cuadrigas.
Entre las curiosidades de la película cabe resaltar que el judío Judá hiciese tan buena amistad con el jeque árabe que le aporta los caballos. Una amistad árabe-israelí que en la vida real era difícil entonces más que ahora: la película se prohibió en varios países árabes. Otro detalle es la presencia de la bellísima Haya Harareet en papel de Esther, la amada de Ben-Hur. Actriz israelí de corta carrera en el cine llegaría a ser oficial del ejercito de su país. Pero una que merece la pena recordar y desmitificar:  Homosexualidad: una leyenda urbana


La grandeza del cine clásico permite que cada espectador viva su propia película y construya su propia interpretación de ella. Pero la leyenda urbana y la realidad histórica sobre la relación de Mesala y Ben-Hur y la participación de Gore Vidal es la siguiente.
Una escena clave era la del reencuentro de los dos viejos amigos tras años de lejanía. Un encuentro, una amistad, que pronto se convertiría en odio mortal. Wyler repasaba la escena sin que le convenciera el guión original. Se llamó entonces al novelista Gore Vidal, un tanto provocador. Fue Vidal el que propuso un cambio insólito. La raíz de la relación entre los dos amigos se remontaría a su juventud: Mesala se habría sentido entonces atraído por Judah en una pulsión homosexual, y habría sido el rechazo del pretendido amante el que propició la cadena de odio.
A Wyler no le gustó la solución y Gore Vidal fue despedido a los tres o cuatro días de trabajo. Se recurrió entonces al poeta y escritor inglés Christopher Fry, que fue el autor final de la reescritura de esta escena y de muchas otras en el guión original, aunque los créditos solo reconocieron al primitivo Karl Tunberg.
Gore Vidal contaría después que medio guión de Ben-Hur era suyo, y que la escena en cuestión se había rodado tal y como el la escribió. Nada de ello es cierto. Charlton Heston anotó un diario exhaustivo de aquel rodaje y registra de manera exacta el día en el que Vidal apareció, la negativa de Wyler y el posterior despido. El propio director corroboraría años después las anotaciones de Heston.

JESUS DE NAZARET . 1973  de FRANCO ZEFFIRELLI
Franco Zeffirelli, hombre creyente , volcó lo mejor de sí mismo en esta película emblemática, Jesús de Nazaret (1973), tal vez la más ortodoxa de cuantas versiones sobre la vida del Hijo de Dios se han realizado.
Planteada como una superproducción televisiva de casi cinco horas de duración (pero después estrenada en salas de cine), Zeffirelli acierta con la elección del protagonista, Robert Powell en el papel de su vida, y aún alejándose de la estética típica de Hollywood, logra un estilo personal, cálido, en el que se percibe el amor con que se rueda cada una de las escenas (destaca la Resurrección, un momento transido de esperanza y muy bien reflejado en la
pantalla). Como en La historia más grande jamás contada, el reparto vuelve a ser de lujo, y podemos encontrar a James Mason, Ernest Borgnine, Fernando Rey, Anthony Quinn, Peter Ustinov, Olivia Hussey (espléndida María) o al gran Laurence Olivier. El tono pausado de la puesta en escena se compensa con un hábil montaje, una magnífica fotografía y una banda sonora penetrante y emotiva
Las escenas del Templo cuando el Sanedrín se reunión, encabezado por Caifas, para juzgar a Cristo, son impresionantes, también la crucifixión. Toda la película transcurre de un modo pausado, espiritual que logra enroscarse en el corazón  del espectador. Zeffirelli –que declaró inspirarse en el Gólgota de Julien Duvivier– se fija en el Cristo humano, pero sus imágenes son estéticas, a veces muy elaboradas, otras realistas (la descripción de la dura vida de los judíos de la época). Y es que el modelo de Zeffirelli no es Pasolini ni siquiera Rossellini, sino el mucho más colorista y barroco Luchino Visconti.



LA PASION DE CRISTO  2004 de MEL GIBSON

Mel Gibson arriesgó en 2004 todo su talento y su fortuna en la producción y dirección de esta película que se acerca sin ambages ni temor humano al misterio central del cristianismo: La pasión, muerte y resurrección de Cristo, el Hijo del Hombre.
Gibson, de firmes creencias católicas al igual que Jim Caviezel narra las  últimas doce horas de la vida de Jesús. Y otorga, con la ayuda de su director de fotografía Caleb Deschanel, un tono  duro y sufriente a la imagen, sin eludir los aspectos más realistas y sangrientos de la tortura que sufrió Cristo.
Si estéticamente la película es extraordinaria, aún en su dureza –y con influencias visuales de Caravaggio y El Greco- desde el punto de vista fílmico es una obra maestra que se clava como una daga punzante en el corazón del espectador, creyente o no.


  Cine en estado puro , cine como arte, reflexión y espectáculo para la Semana Santa .













1 comentario: