Top 10 visitantes

martes, 8 de febrero de 2011

El manantial o la integridad del individuo






“ La vio encima de ella , en la plataforma más alta del edificio Wynand . El la saludó con la mano .LA línea del océano cortaba el cielo. El océano subía conforme descendía la ciudad . Pasó los pináculos de los edificios de los bancos . Subió las torres de los templos . Después ya no hubo más que el océano, el cielo y la figura de Howard Roark “ (Ayn Rand ) .



  King Vidor ( 1894-1982 ) y Ayn Rand ( 1905-1983 ) trabajaron juntos en la adaptación de la novela de la segunda, un relato voluminoso y fascinante en la que la autora de “Los que vivimos “, “Anthem “  y “Atlas Shrugged “ expresaba su filosofía individualista:
a)     defensa del genio creador
b)     la libre iniciativa y la libertad de elección son la base del progreso
c)      El colectivismo en todas sus formas – autosacrificio , socialismo, fascismo – es el germen de la tiranía y la esclavitud .
d)     Estados Unidos es la patria de la libertad y los derechos individuales sobre los que el estado no puede intervenir ni cercenar . Es la nación del mundo que más se acerca al ideal de libertad y el lugar donde cada persona puede elegir su propio destino . 


   Ayn Rand nació en San Petersburgo graduandose en la Universidad de dicha capital en 1924. Dos años después, amenazada y perseguida por el régimen comunista logró escapar a Estados Unidos donde inició su carrera de escritora y conferenciante tratando de combinar la expresión artística con la difusión de sus ideas filosóficas , el llamado “·objetivismo “ .. En 1929 contrae matrimonio con Frank O´Connor y en 1931 adquiere la nacionalidad norteamericana . Enseguida Rand se acerca al mundo del cine y el teatro , su primer guión es “Red pawn “ y en 1935 se representa en Broadway su obra “The night of January 16 th “ .
  King Vidor se sintió atraido por la historia , los personajes y su fascinante exposición del poder de la independencia creadora . Humphrey Bogart fue uno de los primeros actores en los que la Warner pensó para la película, pero finalmente el personaje de Roark recayó en Gary Cooper que lograría una de sus mejores interpretaciones . Más sorprendente fue la elección de Dominique par la que se barajaron nombres como Bette Davis o Ida Lupino, La elegida fue una joven de 22 años , Patricia Neal ( 1926-2010 ) con la que Cooper viviría un romance provocando que las escenas de amor despidieran literalmente chispas de pasión en la pantalla .

 “El manantial “ sintetiza admirablemente el discurso personal de Ayn Rand con el estilo de Vidor. El cineasta, en su progresiva evolución , se había acercado desde la visión aplastante de la masa en la que se disuelve el individuo : la magistral “The Crowd “ 1928 a la valoración de los personajes carismáticos : La ciudadela, 1937, Paso al Noroeste, 1940 y “Un sueño americano “ 1944. Por ello y aunque el punto de vista de Rand era considerado por Vidor un tanto radical, ambos alcanzaron un acuerdo en la visión de los personajes y la historia : “El film era un canto a la integridad del individuo , por eso lo hice con gusto “, escribiría el director en su libro de memorias .
  La película comienza con una secuencia magnífica : el reiterado rechazo de los proyectos arquitectónicos de Howard Roark calificados de demasiado innovadores, de escasamente respetuosos con el modelo clásico ( hoy en día lo veríamos como la corrección política ). Este es el núcleo central de la historia : la pelea entre el hombre genial, su integridad y sus derechos contra una masa uniforme, mediocre y políticamente correcta manejada por un grupo de parásitos .



 
  Roark – magnífico Gary Cooper en uno de los personajes de su vida – es un arquitecto fiel a sus ideas , a su trabajo y a sus convicciones , es un superhombre al que la masa y los mediocres odian porque saben que no podrán corromperle ni destruirle. Dominique – asombrosa Patricia Neal – es una mujer fuerte e independiente que destruye los objetos que ama para no sentirse atada por ellos. Pero al conocer a Roark y comprender su grandeza no duda en unirse a él . El plano final de la película es una imagen extraordinaria en la que la mujer sube hacia la cumbre del rascacielos en cuya cúspide se encuentra , majestuoso e invencible, Howard Roark. Se trata de uno de los momentos más excitantes y geniales de toda la historia del cine. La otra figura del triángulo es Wynand (Raymond Massey ), el hombre hecho a sí mismo que ha triunfado y es poderoso pero debe su poder a que entrega a las masas lo que quieren oir en cada momento y ha perdido su integridad personal . Wynand es la contrafigura de Roark y cuando aquel comprende que ha equivocado su camino y ha fracasado en su proyecto (“Ahora he comprendido que las masas me dirigen a mí “ ) se suicida .  Wynand envidia y admira a Roark por ser lo que él mismo pudo ser y no se atrevió a alcanzar y  desprecia a sus asalariados mediocres ( la patética figura del arquitecto Keating – Kent Smith – que se aviene a todo compromiso y es incapaz de crear ) .
  El estilo visual de “El manantial “ es magnífico con un Vidor en su mejor etapa artística  ( había realizado “Duelo al sol “ en 1946 y tras su adaptación de la obra de Rand dirigiría obras maestras como “Pasión bajo la niebla “ 1952, “Guerra y paz “ 1956 y “Salomón y la reina de Saba “ 1959 ) , el romance entre los personajes de Gary Cooper y Patricia Neal – que se prolongó durante un tiempo en la vida real – hace literalmente saltar chispas a la pantalla. El hombre integro ha accedido a realizar una gran obra para la sociedad e incluso deja que otro la firme . Pero su precio es que la obra se respete en su integridad, porque es la mejor . Cuando Peter Keating, el arquitecto mediocre cede con lo que no es suyo y la obra es alterada . Roark la destruye . Durante el juicio al que es sometido pronuncia su célebre discurso en contra del colectivismo y en defensa de la integridad individual, la búsqueda de la excelencia y el amor a la libertad . 
 “El manantial “ es una obra maestra , una película a redescubrir que vista hoy es aún más actual que en la fecha de su estreno .




No hay comentarios:

Publicar un comentario