Top 10 visitantes

miércoles, 1 de junio de 2016

ALFONSO PASO EN EL RECUERDO





Pronto se cumplirán noventa años de su nacimiento, y aunque la corrección política haya hecho estragos en la historia del arte y el pensamiento, el talento, el éxito y el atractivo de las obras de Alfonso Paso resisten los embates de la mediocridad y el olvido provocado .
http://www.alfonsopaso.com/biographia.htm

Alfonso Paso Gil, nació en Madrid el 12 de Septiembre de 1926. Hijo del dramaturgo Antonio Paso y de la actriz Juana Gil , se  graduó en Filosofía y Letras, en la rama de Historia de América y Arqueología en 1952 ,. Despues   estudio Medicina y Psiquiatría y finalmente en 1974 se licencio en Periodismo. Contrajo matrimonio con Evangelina Jardiel, hija de Enrique Jardiel Poncela y tuvo dos hijas : Paloma Paso Jardiel ( 1953 )  y Rocío Paso Jardiel ( 1954 ) , ambasactrices . .

         Paso , fue compañero de estudios de Alfonso Sastre ( nacido también en 1926 ) , pudo estrenar  su primera comedia en un acto, “Un Tic Tac de Reloj” en 1946 y tuvo que pasar temporadas de soledad y espera para lograr el triunfo comercial que luego le sonreiría plenamente .    A finales de los años cuarenta participa en el grupo vanguardista “Arte nuevo “ . De este grupo ha escrito Alfonso Sastre :
 Nació cuando nos reunimos un grupo de cuatro amigos en una cafetería de Madrid. Y nació porque nos propusimos hacer un teatro nuevo que acabara destruyendo el teatro español existente. Estos amigos fuimos José Gordon, Alfonso Paso, Alfonso Sastre y Carlos José Costas, a quienes se unieron en el curso de las siguientes semanas Medardo Fraile, José María Palacio y José Franco, que fue nuestro maestro en dirección de actores y de escena. Este nuevo teatro tendría que surgir, según nosotros, de la destrucción del teatro comercial. Así, yo escribí en un poema que titulé Manifiesto de un teatro de vanguardia los siguientes versos: "Venimos al asalto de los carcomidos camerinos / para fumar en ellos los cigarrillos nuevos. / No somos los gusanos de entre bastidores / etiquetados ya en las gacetillas. / Somos la gente nueva y misteriosa cuya inédita angustia / exige un escenario, una luz, un suspiro. (...)
Los Pobrecitos se estreno el 29 de marzo de  1957 en el Teatro María Guerrero de Madrid . El reparto lo compusieron  Elvira Noriega, Pepita Velázquez, Victoria Rodríguez,  Luisa Sala , Pastor Serrador,  Angel Picazo . Todo un lujo . Se trata de una de sus obras magnas y la que suelen citar todos los manuales de historia del teatro . Transcurre en una pensión, donde la dueña es una tirana que trata a sus inquilinos como animales, dándoles todos los días la misma comida, no poniendo la calefacción y presumiendo de ser una gran señora y acusándoles de ser nada mas que unos pobrecitos
Todos estos personajillos, viven de ilusiones, de sueños casi imposibles. Pero un día todo cambia cuando una hora antes de que sean desahuciados empiezan a recibir sobres anónimos llenos de dinero. .
  El éxito espectacular de “Los pobrecitos “ lanza su carrera . Las siguientes obras tendrán sin embargo como estilo un humor macabro que hará las delicias de los espectadores . La afición de Alfonso Paso por el humor macabro le viene desde muy temprano, con dos hitos en su carrera: Veneno para mi marido y Usted puede ser un asesino. Con Veneno para mi marido, estrenada en 1953, Alfonso Paso  comenzaba  un tipo de humor macabro combinado con intriga de misterio .  En 1958 se estrenaba la que puede considerarse obra maestra del género: Usted puede ser un asesino, pieza de perfecta construcción que, una vez más, unía el humor macabro a la intriga policiaca.  La pieza un éxito de público y crítica, con interminables aplausos a la meritoria actuación del excelente reparto de actores. Torrente Ballester ensalzó el género híbrido cultivado por  Alfonso Paso, que consistía en mezclar la farsa con la comedia policiaca con toques de humor negro .  Importante  fue también el elogio que dedicó Sainz de Robles a Usted puede ser un asesino, que calificó de “obra maestra de nuestro teatro contemporáneo “. Multitud de representaciones y reposiciones, versión cinematográfica ..hasta llegar a 2015 en que volvió a los escenarios con renovado éxito. Sin duda todo un clásico contemporáneo-
El 19 de enero de 1960 se estrenó con gran éxito en el Teatro Alcázar, de Madrid, Cuidado con las personas formales, protagonizada por  Diana Maggi, María del Carmen Prendes, Rafael Rivelles, Ismael Merlo y Enrique Closas entre los intérpretes.   El 28 de octubre de 1961 se estrena en el Teatro Infanta Beatriz, de Madrid, Vamos a contar mentiras, con un espléndido reparto de intérpretes: Amparo Baró, Maruja Recio, Manuel Alexandre, Juan José Menéndez, Ramón Corroto, Antonio Pérez, Lola Gálvez y Rafael Gil Marcos. Como señalaba Alfonso Paso en su autocrítica , Vamos a contar mentiras tiene un propósito eminentemente lúdico, sin la menor intención social. Alfonso Paso ya se había ganado a su público y no tenía la menor intención siquiera de defenderse de las críticas de las que empezaba a ser objeto por su falta de compromiso social. La obra cosechó uno de los mayores triunfos del autor :en cartel 202 días, entre el 28 de octubre de 1961 al 17 de abril de 1962 y  posteriores reposiciones, versiones fílmicas …Aun se sigue representando .
  Paso no olvidó el costumbrismo social , así en 1963 : La corbata , cuyo tema principal es la manera en que afecta a las tres clases sociales el embarazo de una hija soltera .   Un año después otro de sus clásicos :    Los Palomos se estrenó el 10 de enero de 1964 en el Teatro de la Comedia, de Madrid, con una pareja de actores de moda de la época, José Luis López Vázquez y Gracita Morales, para los que fue escrita la comedia ,  acompañados de Carmen Carbonell, Gemma Cuervo, Carlos Muñoz, José María Prada, Pedro Espinosa, Agustín Povedano y José Bastida. La obra fue un sonoro triunfo para Alfonso Paso y se mantuvo en cartel 140 días, con más de 250 representaciones, entre el 10 de enero y el 31 de mayo de 1964. 
Alfonso Paso es, sin lugar a dudas, el autor español mas prolífico del siglo XX y el más representado. Tanto así que, en 1960 el gran dibujante Antonio Mingote publico una chiste en ABC en el que se veía a un matrimonio tomando café y leyendo el periódico. En este la cartelera se muestra repleta de obras de Paso, por lo cual el marido pregunta a su mujer, “ Que prefieres para esta noche, cine oAlfonsoPaso?”
  Y es que en la temporada de 1968, Alfonso Paso tiene en 7 obras en cartel en 7 teatros de Madrid y tarde y noche, durante varios meses, el cartel de “No hay localidades” .  Todos los grandes actores y actrices del momento trabajaron con el casi sin excepción ( Jose María Rodero lo hizo en Una tal Dulcinea, divertida comedia de 1961 . Y en  2016 María Luisa Merlo volvía a los escenarios con la notable Cosas de papá y mamá, otro clásico cuyo estreno se remonta a 1960  ) y los empresarios hacían cola para contratar el estreno de sus obras .
 Inagotable, prolífico, efervescente, Paso  interpretó varios de sus personajes en el escenario, colaboró en  revistas y periódicos  (ABC, El Alcázar, Semana, Diez Minutos ),  colaboró en el cine con guiones y películas ..hasta llegó a grabar un disco . Presentó la serie de TV : El ultimo café ( con Antonio Garisa ) Y por si fuera poco, en los primeros años setenta desempeñó un cargo como jefe de Prensa del Ministerio de Obras Públicas .
Entre sus centenares de títulos no podemos dejar de recordar Las que tienen que servir, La zorra y el escorpión o la famosa Enseñar a un sinvergüenza un monumental éxito de José Rubio – su protagonista – y que llegó a gozar de 12 mil representaciones.  Tal vez la obra más representada de la historia del teatro español . 
  Junto a la vertiente comercial , Paso no olvidó los proyectos arriesgados .  Dos sin tres es una de ellas .  Estrenada el 19 de enero de 1967 en el Teatro Club de Madrid bajo la dirección de Ismael Merlo, con el propio Merlo acompañado en el reparto por  Vicky Lagos y Manuela Rodríguez.  Con solo tres personajes el texto es mordaz e incisivo al retratar las relaciones de pareja, sobre todo cuando no hay hijos ( el dos sin tres del título ) .  El aburrimiento, las fantasías que mezclan realidad y ficción, las infidelidades, todo ello en una trama de suspense que entronca la obra con las mejores de J.B. Priestley . Precisamente Paso en el prólogo a la edición de la obra se reclama discípulo y admirador del popular dramaturgo . Paso cuenta además que su inspiración le vino leyendo “El amante “ de Harold Pinter . Quedó tan satisfecho de la obra que llegó a considerarla  “ como una auténtica y modesta lección de cómo se construye teatro “ .Merecería sin duda una revisión atenta en los escenarios .  



 Neron Paso  es seguramente la más  ambiciosa y personal de sus obras  .  estrenada en el Teatro Reina Victoria  de Madrid  el 6 de septiembre  de 1969 . LA dirección corrió a cargo de Eugenio García Toledano y los actores fueron el propio Paso en el papel protagonista, el emperador Nerón, Jesus Enguita , Carlos Muñoz, Conchita Nuñez, Conchita Rabal, Pepe Ruiz, Tony Isbert. .  En el escenario se recrea la tragedia del emperador Nerón, se presenta al tirano con una visión nueva , benévola , revisando la interpretación tradicional de su persona. Y a la vez se presenta el nacimiento y la pujanza del cristianismo bajo un prisma ciertamente original  .
 Los records continuaron jalonado su carrera. Paso ha sido traducido a  24 idiomas, entre ellos Italiano, Ingles, Alemán, Francés, Sueco, Noruego, Danés, Ruso, Checo, Húngaro, Japonés, Polaco, Portugués, Turco o Árabe.  En 1963, su comedia “El Canto de la Cigarra” fue estrenada en el teatro Anta de Broadway, convirtiendo a Paso en el primer autor español vivo en estrenar en Broadway.
Y las obras : Los peces gordos, Educando a una idiota, Este cura, Nos venden el piso, Mamá con niña , El mejor mozo de España   Hasta casi doscientos títulos …Todo un alarde .


  En cine, aparte de colaborar en muchas de las adaptaciones de sus obras firmó como director hasta seis películas : No somos ni Romeo ni Julieta (1969), Vamos por la parejita (1969), La otra residencia (1970), Los extremeños se tocan (1970), Ligue Story (1972) y Celos, amor y mercado común (1973).  Todas ellas comedias alocadas siguiendo la estela de la “ screw ball “ americana y las influencias de los hermanos Marx . No gozaron del éxito de las teatrales pero son divertidas y sirven como documentos de su época . 
Galardonado con el Premio Nacional de Teatro , la revista  Bulletin Hispanique publicó en1972 una larga e interesante entrevista de A Isasi Angulo al autor . El texto revela la personalidad de Paso y contiene no pocas perlas literarias . Preguntado por su fecundidad la atribuye a su personal carácter como escritor y defiende que no se puede denigrar a un autor por ser prolífico, ahí están Lope o Galdós . Reconoce Paso que no todas sus obras puedan mantener el mismo nivel pero se enorgullece de que al menos veinte pertenezcan a los repertorios mundiales .
Curioso su juicio – en 1972- de “Los pobrecitos” a la que considera anticuada y superada, pero que debe su prestigio al haber sido mitificada por la izquierda cultural cuando esta izquierda aún intentaba que el entonces joven autor fuera de los suyos.
Entre los críticos de teatro detesta a Monleón – muy politizado hacia la izquierda – y admira a Alfredo Marqueríe pese a que tras tres años de atención ( 1959-62 ) lleva desde entonces “ dándole palos “ .  Su admiración por Fernando Arrabal también sorprenderá al lector contemporáneo .
Y no elude el espinoso tema del teatro comercial . Qué hacer ¿, tal vez aferrarse a un purismo ensordecedor o amoldarse y pactar con el público . Paso defiende su apuesta de compromiso, cal y arena , y añade que rechazó obras difíciles no por ser minoritarias sino por considerarlas estúpidas . Considera a Neron Paso, obra muy arriesgada, la mejor de entre las suyas – junto a Cena de matrimonios y Usted puede ser un asesino -  y relata las peripecias de su montaje  : “Me costó dinero porque nadie creía ella (..) es un feroz ataque a todos los convencionalismos “ . Igualmente la escéptica “En el Escorial , cariño mío “ y  Rebelde, en la que pone en solfa a izquierdas y derechas con desdén .     Paso , por otra parte, abomina de las críticas oficiales , de las antologías, de todo lo que no sea teatro real y vital . Su independencia le acarrearía numerosos problemas .   .
 Eduardo Haro Tecglen, tan distante de su persona y sus ideas le recordaría con afecto estableciendo además un ajustado paralelismo entre las carreras de Alfonso Paso y Alfonso Sastre ( ambos tras empezar juntos  siguieron trayectorias opuestas en   lo personal , en lo profesional y en  lo político ) . :






Hizo un teatro abundante, barroco, rebosante de personajes, de situaciones, de diálogo. Cayó sobre él la calumnia: se dijo que tenía negros, o que utilizaba los apuntes de su suegro, Jardiel: es uno de los medios que el personaje abstracto del teatro tiene para defenderse de quienes le quieren penetrar. Seguramente, todo era falso. Lo que era Alfonso Paso era un trabajador incontenible. Un día me explicó su sistema: escribía dos horas diarias, al volver a casa por la noche, o la madrugada. Podía venir de un estreno suyo fracasado o triunfante, de un drama sentimental, de un enamoramiento: en cualquier caso, se sentaba y escribía, durante dos horas. Y dos horas, decía, «dan mucho de sí».
  En sus últimos años tras la muerte de Franco, Alfonso Paso descubrió y admiró a Jose Antonio Primo de Rivera y no dudó en colaborar con medios falangistas aparte de seguir diseccionando con acidez la situación político y social que le tocó vivir .  Hizo café teatro cuando las salas empezaron a esquivarle y multiplicó sus colaboraciones periodísticas en revistas y diarios ( El Alcázar acogió sus artículos finales ).  Su último éxito notable fue La zorra y el escorpión, estrenada en 1977  por  Elisa Ramírez y Armando Calvo . En 1984 se llevó al cine protagonizada por Esperanza Roy . Y en 1987 se repuso en los escenarios ahora con Alberto Closas y Leonor Benedetto al frente del reparto .
 Hasta que la enfermedad hizo presa en su ser . De nada sirvió el tratamiento novedoso en una clínica de Londres . Hubo de volver a su querido Madrid .
El 10 de Julio de 1978, Alfonso Paso fallecía en Madrid tras perder una dura y penosa batalla contra el cáncer que finalmente acabo con su vida.
  Su recuerdo permanece vivo en los escenarios .

https://www.youtube.com/watch?v=ZQcgA8YKEU8







No hay comentarios:

Publicar un comentario