lunes, 17 de junio de 2019

RECUERDO DE FRANCO ZEFFIRELLI Fernando Alonso Barahona







  Fue sin duda uno de los grandes nombres de la cultura europea en el ultimo medio siglo : la opera, el cine, el teatro, la acción cultural .   Todo fue del interés de este hombre renacentista que nos ha dejado a los noventa y seis años . Tan solo su incorrección política , su pensamiento libre, sus postura anticomunista y en general opuesta al llamado progresismo han impedido que su figura haya sido unánimemente reconocida . Aún así, este artista y senador (  por el partido de Silvio Berlusconi ) emerge como una figura insustituible de la cultura , polémico pero lleno de vida y pasión creadora .
  Obtuvo el David di Donatello -galardones de la Academia del cine italiano- y catorce candidaturas de sus películas a los Oscar, entre ellas  al mejor director  por «Romeo y Julieta», en 1968, y al mejor guion por La Traviata», en 1982
 Católico y valiente, Zeffirelli colaboró en numerosas ocasiones con la Santa Sede como  responsable de transmisiones televisivas. Desde las beatificaciones del jesuita Kolbe y la madre Teresa de Calcuta hasta la Missa Solemnis celebrada para conmemorar el bicentenario del nacimiento de Beethoven o la apertura de la Puerta Santa del Jubileo extraordinario de 1983 .



 Franco Zeffirelli ,  había nacido en Florencia, 12 de febrero de 1923 y ha muerto ehn su casa de Roma, 15 de junio de 2019  . Su infancia fue difícil ya que tanto su padre como su madre estaban casados con otras parejas . En la película Te con Mussolini, el cineasta recordaba sus avatares infantiles y juveniles así como el papel fundamental du sus tías en su educación .
  Desde muy joven sintió el atractivo de las artes, la música, la literatura, la opera . en  1946, a los 23 años, se trasladó a Roma, donde debutó como actor de cine y de teatro, y donde conocería a un hombre que marcaría su vida :   el gran  Luchino Visconti ( 1906-1976 )  director de cine, teatro y ópera. Se convirtió en su ayudante de dirección en las películas «La terra trema» (1947), «Bellissima» (1951) y  la magistral «Senso» (1952) una de las grandes obras maestras del cine europeo. Fascinado y enamorado de Visconti  , Zeffirelli puso en escena, entre 1948 y 1953, varias obras de teatro universales como Chejov, Tennesse Willimas o Shakespeare . William Shakespeare.  Fue inolvidable su montaje de Otelo  que presentó en el festival de Stratford-on-Avon,  en 1961  y de ¿Quién teme a Virginia Wolf?, del autor teatral estadounidense Edward Albee (1928-2016).  En la opera fue mundialmente reconocida su versión de Aida de Verdi .  
  Su relación con Visconti terminó abruptamente tras un incidente dramático con el director . Zefirrello en sus apasionante libro de memorias reconoce la deuda con el autor de El Gatopardo y Muerte en Venecia cuyo recuerdo le acompañó todos los días de su vida .
    Convertido en uno de los mas reputados directores de opera pudo conocer a la mítica Maria Callas, la única mujer de la que estuvo enamorado en su vida y a la que dedicó como homenaje su ultima película : Callas forever .   La Callas trabajó en varias ocasiones con Zeffirelli ,  entre ellas, en la única función de ópera de la soprano griega de la que existe testimonio cinematográfico: la «Tosca», de Puccini, que se representó en el Covent Garden de Londres. También la dirigió en «Il turco in Italia», «Norma» o «La traviata».



  La opera como arte total le conduciría al cine que había aprendido al lado de Visconti .  Zeffirelli llevó a Shakespeare a la pantalla en varias ocasiones, siempre con singular fortuna .  Debutó en 1965 con La mujer indomable, adaptación de La fierecilla domada con – nada menos  - que Elizabeth Taylor ( una de sus grandes amigas ) y Richard Burton, y logró una original versión de Hamlet con Mel Gibson en el papel central , decisión arriesgada pero que se saldó con notable éxito . 




Pero su obra maestra fue sin duda Romeo y Julieta ( 1968 ). Con una bella banda sonora de Nino Rota y una espéndida puesta en escena plena de color , armonía y estética, Zeffirelli renovó la obra clásica . Además fue la primera vez en la que los actores que daban vida a los protagonistas (Olivia Hussey, Leonard Whiting ) eran poco más que adolescentes, la edad real de Romeo y Julieta en el texto de Shakespeare .




 La obra magna del director llegaría en 1973 : la monumental Jesus de Nazaret , concebida como serie de TV pero con estreno y montaje cinematográfico y que se convirtió en la versión canónica de la vida del Hijo de Dios en la pantalla . en sus memorias Zefirelli cuenta  con minuciosidad el rodaje de la película, los actores , Roebrt Powell como Jesus y el poder de su mirada, Olivia Hussey, Laurence Olivier , Ernest Borgnine, James Mason  , Michael York .  Las imágenes de la película transmiten la inmensa fe y el amor con la que fueron rodadas . Franco Zeffirelli se mostró siempre orgulloso de su obra .  Como tambien lo estaría – aunque el éxito comercial fuera menor – de Hermano sol, hermana Luna , recreación con estética casi “ hippie “ y moderna de la vida de San Francisco de Asís .
  En el cine aun cosecharía un gran éxito comercial con Campeón ( 1978 ) adaptación modernizada del melodrama de King Vidor de 1930 y y con su versión de La Traviata, con Plácido Domingo, opera filmada y estrenada en los cines , otro clásico incontestable del personal estilo de su autor .



   Zeffirelli fue un hombre valeroso e independiente . Se confesó homosexual ( pero no “ gay “ termino que rechazaba con energía ) pero siempre se mantuvo en la Iglesia Católica sin abjurar de principio alguno .  Polemizó con Scorsese a raíz de su escándalosa La ultima tentación de Cristo, y no le importó enfrentarse a la progresía europea con sus opiniones contra corriente y con su posición anticomunista .

 Pero el arte fue su vida y hoy su legado se tiñe de belleza , de color , de poesía , de una estética que más allá del mero formalismo desprendía emoción y vida .  Y esa – en definitiva – es la magia de la creación artística .

No hay comentarios:

Publicar un comentario