Top 10 visitantes

martes, 5 de abril de 2011

Retratos de una ambición . Cine y politicos .


MUVIM-Universidad de Valencia . Corts Valencians.2011
Coordinación del libro : Carlos Flores Juberías
Escriben : FERNANDO ALONSO BARAHONA ,
David Sarias, Manuel Trenzado, Jose San Martín, Angeles Cruzado y Carlos Flores Juberías .

  Nuevo libro editado por el Museo Valenciano de la Ilustración y la Modernidad .
Fernando Alonso Barahona escribe sobre : “De verdad gana el mejor ¿ : el carácter de los políticos al hilo de la película The best man, 1964 de Franklin J. Schaffner .

The best man se inscribe de forma muy clara en las tendencias sociales, políticas y culturales de la primera mitad de los años sesenta en Estados Unidos . La esperanza que supuso la elección de John F. Kennedy , la convulsión de su asesinato , convergen con una serie de circunstancias que convertían aquella situación en un avispero realmente complejo . En la política interna el debate sobre los derechos civiles y el fin de la segregación racial, unido a una política económica progresivamente intervencionista que Lyndon Johnson había convertido en eje de su mandato . En el campo internacional, la guerra fría con la URSS había alcanzado con la crisis de los misiles en Cuba un punto álgido . Pero ahora el conflicto se agravaba con la guerra de Vietnam a la que Estados Unidos se veía abocada ante el creciente apoyo comunista al Vietcong y los numerosos errores políticos y de estrategia cometidos tanto por Kennedy como por Johnson .
La noche electoral del 8 de noviembre de 1960 ha pasado a la historia   como la más tensa y dramática de la historia ( aunque luego fue igualada por Bush/Gore en 2000 ). Pero en aquel año la novedad era la televisión y los resultados casi instantáneos , algo desconocido hasta ese instante .
 Los dos candidatos eran jóvenes, Kennedy ( 1917-1963 ) había sido congresista y senador. Nixon ( 1913-1994 ) ambas cosas y vicepresidente durante los ocho años de la Presidencia  Eisenhower . Kennedy había ganado las primarias a Adlai Stevenson – eterno aspirante demócrata en la década de los cincuenta – y Nixon careció de rivales con la retirada de Rockefeller de la carrera electoral .

     Finalmente no sería hasta la tarde del día siguiente cuando el Vicepresidente Nixon concedería la derrota – pese a la certeza de fraude en varios colegios de Chicago -  a través de su jefe de prensa Herb Klein. La victoria final de Kennedy fue  con una ventaja del 0,2% sobre Nixon en el voto popular.
   Los resultados exactos fueron :
John Kennedy : 34.227.496 votos .  303 votos electorales
Richard Nixon : 34.107.646,  219 votos electorales

     Tras el trágico asesinato de John Kennedy que conmocionó al mundo , su vicepresidente Lyndon Johnson ( 1908-1973 )  ocupó la Presidencia y fue el candidato para 1964. Su rival republicano sería el senador Barry Goldwater que hubo de superar unas primarias agónicas contra Nelson Rockefeller . Goldwater planteó una auténtica revolución conservadora que aunque sería derrotada en las urnas constituyó el punto de inicio de una nueva etapa en el conservatismo norteamericano

El cine político tiene como objetivo  reflexionar sobre una determinada realidad social , económica o cultural .  Si consideramos como Julián Marías al cine como un “ escorzo de vida humana “, es evidente que ha de describir a los personajes- seres humanos- y a sus circunstancias : políticas, culturales , vitales en suma . De ahí que en un sentido amplio pueda analizarse el cine desde ese trasfondo que más que político es social y cultural .  Sin embargo, se suele definir a cine como político cuando adopta de forma explícita un tema de ese carácter o centra su argumento en el proceloso terreno de la política .


The best man

El enfrentamiento entre los dos candidatos constituye – desde luego – el principal  núcleo dramático de la historia de The best man  : William Russell (Henry Fonda) prototipo del político reflexivo y discreto, un intelectual en la política y Joe Cantwell  (Cliff Robertson. 1923- ) , típico joven de buena presencia y origen humilde, pero que tras su renovación aparente esconde tan solo afán de poder .
Russell representa la racionalidad, la honradez y el buen sentido, en tanto que Cantwell es la mentira, la demagogia y la frialdad absoluta para obtener el poder .  Por fortuna , The best man matiza tambien las alternativas . Russell  es un hombre al que el propio Presidente ( Lee Tracy en el personaje de un hombre enfermo que busca un sucesor sólido al que apoyar ) no aprecia pese a compartir muchas de sus ideas . Será la falta de tacto de Cantwell  la que eche el traste con la idea del Presidente y le haga perder su apoyo . Por si fuera poco, Russell tiene un historial medico complicado con depresiones y altibajos de carácter .

El ejemplo de The best man es relevante , muchos de los problemas descritos en la película – a veces con un punto de demagogia – continuan presentes y en el siglo XXI el alejamiento entre el político profesional y las gentes se ha agudizado ( el fenómeno Tea Party en Estados Unidos es una muestra de este divorcio y del esfuerzo ciudadano para intervenir en la política al margen de los cauces habituales ).
  Igualmente, los retratos de los políticos como hombres ambiciosos, carentes de escrúpulos y capaces de manipular la realidad para conseguir sus antojos es hoy incluso más actual que en la fecha del estreno de la película .

Como ha escrito Paul Johnson : (Estados Unidos . La historia ) : “ Los norteamericanos son sobre todo un pueblo que resuelve problemas . No creen que existan nada en este mundo que supere la capacidad humana de remontarse y dominar. No se dan por vencidos “.  Y ello aunque a veces no lleguen a ocupar los puestos de relevancia y responsabilidad los auténticamente mejores .




No hay comentarios:

Publicar un comentario