Top 10 visitantes

martes, 22 de febrero de 2011

Buscaba. El regalo y la palabra

 

En la noche oscura,
donde el silencio se rompe
en estrellas blancas .
En la mañana dulce,
en la tarde pálida,
dentro de mi alma,
yo buscaba.

¿Donde la vida esconde
su secreto ?
¿En qué lugar oculto
se halla la esperanza ?

Buscaba en el corazón
y no encontraba.
Buscaba en los pliegues
recónditos del pensamiento,
pero no encontraba .

Y los días seguían su curso,
y las noches cerraban su manto,
y el alma se anegaba en llanto
porque la paz no era
sino un sueño,
una imposible quimera.

Rezé en silencio
con mi alma abierta,
llorando
sin lágrimas
añorando una respuesta .

Yo, sin saber, te buscaba .

Días, horas, instantes,
el tiempo ahoga
cuando el vacío nutre de sangre
las entrañas.

Yo, sin saber, te buscaba .

El milagro , ¿ dónde se oculta ?
la esperanza, ¿ cómo atraparla ?

La respuesta estaba cerca,
dulce, sensible,
enamorada .

Y eras tú , y yo te buscaba .

Y te encontré ,
y entonces cesaron las palabras
porque el amor
fundió el sueño y la esperanza,
la vida y el aliento
en tan solo una mirada .

Tu regalo no fue la tierra perecedera,
sino el oro del espíritu,
el verso, la flor y la mirada.
Qué divino regalo recibir en mis ojos
el fuego de los tuyos,
sentir en mi alma
el calor de tu aliento, adorada princesa de los sueños blancos.

Oh, Dios, puro y generoso, la encontré cuando buscaba,
y ahora todo es esperanza .


No hay comentarios:

Publicar un comentario