Top 10 visitantes

domingo, 1 de junio de 2014

A la otra orilla del río







A LA OTRA ORILLA DEL RIO 

un cuento nostálgico de Valia Ilieva


 
     Los sueños de las personas caminaban al otro lado del río , solo hacia allí miraban sus ojos .

       El abuelo Anton de Alvadzhi disfrutaba como un niño del recien construido puente Vidin Calafat . Por el pueblo decía que su bisnieta, la que vivía muy lejos en el extranjero, volvería por ese puente a Bulgaria.
¡ Oh, cuantos años hacia ya que no la había visto ¡ . Ni siquiera podía recordarlo .

     El anciano echaba de menos a aquella niña que llevaba su nombre : Antoaneta . Recordaba como si fuera ayer sus primeros pasos cuando empezaba a caminar  ,   y como la llevaba a la guardería . Podía recordar cuando  la subía al carro y la llevaba  al campo de heno, en el camino hacia Vidin . Se dirigían al bosque de Brain para refrescar a los animales en la fuente del pueblo, o llegaban  al huerto en cuyos surcos brotaban   las manzanas,  los melones y las sandías . Después recogían la cosecha y la dejaban sobre periódicos en el suelo frío de un cuarto de la casa . Allí quedarían almacenadas hasta el invierno .

 Y ella - Antoneta - le cantaba entonces la canción de las dos mariquitas con las alas de colores . El abuelo aún podía escuchar su vocecita desgranando las notas desde algún lugar lejano .
- ¡ Vendrá , os digo que vendrá- aseguraba el abuelo al arrendador Asen cuando se reunían cada mediodía en la taberna para hablar de política - . Por ese puente justamente vendrá . Antoneta está al otro lado del Danubio. Si no, la iré a buscar yo ¡ .





  El abuelo Anton conocía España tan solo por los dibujos que le enviaba su nieta en cada tarjeta de felicitación de cumpleaños o en el Año Nuevo . Esperaba las cartas con alegría indescriptible , las besaba y las leía varias veces antes de guardarlas debajo del colchón de la cama para asegurarse que no las iba a perder .
        ¿Cómo sabía que España estaba tan lejos si el  abuelo no había estudiado geografía en la escuela primaria ¿ 
  Más  ahora con el puente nuevo todo parecía diferente, y mucho más cercano . La esperanza del regreso de su nieta le empezaba a obsesionar ; miraba los viejos albumes todos los días y se preguntaba si sería capaz de reconocerla después de tanto tiempo .
  Habían pasado quince años . Tal vez más  . A lo mejor se parece la niña mas a su madre ahora, o a su padre ..quien sabe ¿ .
-  " Oh hijos míos , como os cambió el extranjero ¡ . Pero es hora de volver ya que no hay mejor lugar en el mundo que vuestro propio hogar . ¡Basta ya de caminar por lugares desconocidos ¡ .  "
    
  El corazón del anciano se desgarraba de pena, quería verlas una vez más en su vida antes de morir, una última vez para abrazarlas y llenarlas de besos . Y despues le recordarían por las cosas buenas, las casas, la fuente  que había construido para ellas . Todo ; los animales, el viñedo, todo sería para ellas . El abuelo no dejaría nada en este mundo, tan solo una vela que les pediría encendieran cuando fuera a morir . Y una botella de vino para regar la tumba  y un un pan amasado con sal para su alma .

  El abuelo Anton miraba unicamente hacia el nuevo puente, al otro lado del río . Por allí habrían de volver sus hijos .

2014
Valia Ilieva . original en búlgaro.

redacción  nueva española : Fernando Alonso Barahona 




1 comentario: